Back to School - Crear un espacio de concentración

Escritorio amelie para cambiar alturas

¡De regreso a clases o al kínder! Un tiempo – en el mejor de los casos – alegre y emocionante para los niños. A nosotros como papás a veces nos puede dar un poco de ansiedad: ¿Organizamos todo? ¿Compramos todos los materiales? ¿Se darán cuenta que uno de los libros esta forrado feo? Un tema que a mi siempre me ha interesado y movido, y que es una de las razones porque creamos a MiaBela, es si cada uno de mis hijos tiene un espacio de estudio y juego adecuado para su edad. 


Les quiero contar como es nuestro set up: 


Un/a niño/a escolar 

Tenemos a Mia. Mia tiene 6 años y esta en primer grado. Apenas esta empezando con tareas, pero necesita su espacio propio para que sus hermanitos no la interrumpen. Para mi es importante tenerla cerca de mi y también poder sentarme con ella cómodamente, para ver que esta aprendiendo. Sus tareas son sus tareas – no soy metida, pero de verdad me interesan los temas que están abarcando durante las clases y quiero darle la oportunidad de contarme sobre sus intereses y lo aprendido. Como yo trabajo muchas veces desde la casa, tuve que encontrar una solución para combinar todas estas necesidades y diseñé un escritorio un poco diferente en forma de T. El estudio que tenemos no es muy grande, pero este escritorio hecho a la medida del cuarto, lo que me permitió aprovechar todo el espacio y pensar que mi esposo, mis tres hijos y yo, tenemos que caber. La altura de la mesa es una altura estándar para adultos, pero para que fuera también ideal para Mia, le puse una de nuestras Sillas para la Vida para sentarse. Lo que hace esta silla es que el niño puede estar sentado cómodamente en una silla preciosa de madera, con los pies en una plataforma para siempre mantener una buena postura. La silla tiene muchos niveles que permitan ajustarla para crear una altura perfecta entre niño y mesa, sin tener que comprar otra silla con el crecimiento. Es – como dice el nombre – para toda la vida. Bueno, entonces: Mia esta en un lado corto de la T y yo en el otro. Me gusta la combinación y parece que a ella también. Lo primero que hace cada día después de regresar de clases es entrar en ‘nuestra’ oficina y dejar sus materiales y cuadernos encima de su escritorio. Parecemos compañeras de trabajo. 


Un/a niño/a pre-escolar

Seguimos con mi Lea, 3 ¾ de edad. Una niña grande, pero todavía sin tareas dejadas por un profesor. Pero Lea tiene un hobby: ¡Ama dibujar y hacer manualidades y por cierto lo hace muy bien! Eso lo tiene del papá y de la tía, yo lastimosamente fallo en este ámbito. Entonces, claro que ella también necesita su propia área de trabajo. A Lea le damos la opción de estar sentada con nosotras en la mesa T con su propia Silla para la Vida, si necesita estar muy tranquila o puede estar en la mesa del área de juego que les hicimos a nuestros chicos. Ahí pueden ser creativos, jugar con bloques o legos, concentrarse con sus trabajos Montessori o hasta comer si quieren. Hay espacio para los tres, por si quieren compartir una de estas cosas. Para Lea por el momento es más huir de Tiago, como él quiere estar haciendo lo mismo que su hermana grande. Entonces dependiendo de si quiere involucrarle, escoja el espacio de trabajo. 


Un toddler 

Last but not least, Tiago con sus 21 meses quien obviamente no tiene que hacer tareas que le dejó la/el maestra/o, pero si también se merece un lugar donde puede hacer sus trabajos Montessori, su rompecabezas o juegos en tranquilidad. Para él tenemos un set de silla y mesa segura. En realidad, es todavía el set que le hicimos a Mia con la silla siendo nuestro primer mueble MiaBela. Ya mi tercer hijo usando lo mismo, un producto re-compropado. Tiago sabe que es ‘su’ silla y mesa y no mucho le gusta compartirlo, pero si permita que sus hermanas o yo nos sentamos al lado, pero la silla es suya – eso deja claro. Ahí esta dibujando, viendo libros, practicando su motricidad fina junto con nosotras, porque ubicamos su ‘escritorio’ en el estudio también. Keep your child close, but your toddler closer. 


La idea de todo esto es simple: Respeto al desarrollo de mis hijos. Cada uno es diferente, con diferentes necesidades, pero una cosa esta clara: 


Los niños necesitan ambientes apropiados para ellos.

Si tienen muebles adecuados para su edad y estatura, no sufrirán de problemas de concentración y dolor de espalda o cabeza por una mala postura o que no llegue suficiente oxigeno a sus cerebros por estar sentados mal. Hay que aprovechar la luz de un cuarto o ver dónde ubicar lámparas dependiendo de si escriben con la izquierda o la derecha. Nunca deberían tener colgados los pies en el aire, pero si se debieran poder moverse.


Una inversión en un mueble bueno para tus hijos jamás será dinero botado. Es para que se sientan ‘en casa’ también. La concentración y responsabilidad que aplican son un bono agregado. 


¡Me pongo a tus órdenes, para garantizar esto también para tus hijos! Con muebles ajustables, empotrables y el diseño vanguardista del espacio, lograremos cosas grandes para tus hijos. Se parte de nuestra revolución MiaBela Family – Felicidad a través de independencia. 


Alles Liebe, 

Ingrid

Ene. 22, 2020, 10:35 p.m.

¡Quiero recibir MiaBelaNews!